Lo que todo CEO debe saber de RPA

La realidad del mundo empresarial está en constante evolución gracias a la constante búsqueda de los negocios por adquirir una ventaja competitiva. Un negocio que no busque mejora o desarrollo constante puede perder de vista aspectos esenciales que lo ayudarán a siempre ofrecer el mejor servicio o mantenerse dentro de la competencia del mercado. 

Es por eso que uno de los objetivos más grandes de las organizaciones es transferir actividades transaccionales a máquinas que puedan realizarse de manera rápida y con un margen mínimo de error. 

Aunque para muchos, el temor reside en que las máquinas reemplacen ciertos puestos humanos, vale la pena recalcar que, al liberar el tiempo de las personas, éstas se pueden enfocar en actividades de índole estratégica y explorar nuevo puestos y capacidades que se requieren en la revolución digital. 

Aprovechando así las herramientas tecnológicas como un aliado y usando la creatividad humana para mejorar el negocio, en vez de que se destine a actividades repetitivas.

Los robots toman día con día más fuerza dentro de las empresas, donde muchos negocios han notado un aumento de productividad y un recorte de gastos. En el caso de la Automatización Robótica de Procesos o RPA, no se habla de robots físicos, sino mas bien de una evolución de software. 

No obstante, permite la automatización de procesos sin requerir la intervención humana, significando un gran avance para la simplificación de procesos. 

Una de las mayores ventajas de las aplicaciones robóticas es que son escalables y se puede incrementar o disminuir su volumen de operación de forma fácil. De igual forma, son sencillas de prender y apagar en segundos y su horario de trabajo no tiene límites ni pausas, siendo una alternativa muy conveniente.

Las soluciones RPA también ofrecen máxima flexibilidad para cubrir el alto volumen de operación en pocos como el cierre del año. Este tipo de ventajas hacen de la automatización robótica una opción muy atractiva ya que al contrario de lo que se piensa, a largo plazo es mucho menos costoso que el salario de una persona. 

Por ejemplo, en países como Inglaterra, los robots cuestan alrededor de una novena parte de lo que un cuesta un empleado de tiempo completo. 

En realidad, su alta productividad y su exactitud al realizar actividades transaccionales los hacen ideales. Aunque es pertinente mencionar que un RPA no es independiente y necesita de la supervisión humana constante, esta herramienta no tiene capacidad de realizar juicios propios como lo podría hacer una solución de Intelligence Process Automation, pero no deja de ser una opción muy atractiva.

¿Qué integra un sistema RPA?

  1. Un bot, que básicamente es un software capaz de ejecutar tareas repetitivas, éste se programa mediante un lenguaje de programación y cuenta con opciones para grabar las acciones de un usuario. Dentro de estas, se encuentra acciones que incluyen copiar, pegar o inclusive realizar consultas  de cierta profundidad a bases de datos para luego realizar acciones a partir de un calendario establecido.
  2. Una interfaz de sistema, a la cual se le integra la interfaz gráfica de cada usuario, haciendo posible la obtención de retroalimentación rápida sin tener que comprometer la infraestructura tecnológica. 
  3. Las herramientas de RPA pueden ser instaladas en las computadoras de los colaboradores en ambientes virtuales, haciendo posible desplegar robots en laptops o en máquinas virtuales que generan un ahorro en costos de hardware.
  4. Por lo general, el software RPA es compatible con un gran número de plataformas ya existentes y tiene los mismos accesos al sistema que un ser humano. 

La combinación de estos cuatro elementos dentro de un sistema RPA permite que las máquinas tengan cierto grado de autonomía siendo capaces de abrir correos y archivos adjuntos, mismos que pueden archivar y copiar y pegar. Asimismo, pueden conectarse a aplicaciones web, llenar formatos, recolectar estadísticas y realizar cálculos, entre otras acciones de recopilación de datos. 

En conclusión, se puede decir que, aunque la Automatización Robótica de Procesos requiere forzosamente de la intervención humana para establecer reglas específicas, es un sistema útil que como se mencionó anteriormente tiene múltiples beneficios.

Algunas de sus ventajas: 

  • Trabaja sin descanso 24/7
  • Estandariza y optimiza procesos, mejorando la calidad y el costo de entrega
  • Fácilmente auditable 
  • Libera tiempo del talento humano 
  • Es posible liderar de mejor manera con picos en actividad transaccional
  • Puede ser implementado con costos bajos de integración 

Es incuestionable que, dentro de la era digital, se deben implementar nuevas formas de hacer negocios y de trabajo. La automatización y el intercambio de datos entre áreas es clave para lograr ventaja competitiva, y sobre todo para ser vigentes. La colaboración entre sistemas y humanos es una realidad. Si decides tomar la decisión de dar un paso más hacia la modernidad, asegúrate de asesorarte de expertos que harán de la implementación RPA un proceso más natural.