Big Data: el petróleo del siglo XXI

Big Data. Dos palabras en inglés que encierran en un pequeño concepto una de las mayores revoluciones en la informática y el marketing. Sin duda alguna, una innovación que está cambiando la forma en la que las empresas se relacionan entre sí y con sus clientes.

Una puerta a un infinito mundo de posibilidades que las grandes compañías de Internet como Amazon, Google y Facebook ya han aprendido a utilizar, convirtiendo al Big Data en una gigantesca fuente de ingresos millonarios y conocimiento. Entender en qué consiste exactamente y como nuestras empresas pueden aprender también a sacarle partido, es uno de los grandes desafíos que nos plantea esta tecnología.

Big Data: recopilar, tratar y desarrollar

El tratamiento masivo de datos, que es como podemos traducir el concepto Big Data, se ha hecho realidad gracias al desarrollo de la tecnología informática durante las últimas dos décadas. Una revolución que posibilita la recopilación de datos a una escala jamás conocida anteriormente, y que ha sido posible gracias a distintos factores:

  • La gran velocidad de las actuales redes inalámbricas wifi y 4G.
  • El aumento en la capacidad de ordenadores y dispositivos de almacenamiento (discos duros, unidades flash, alojamiento en la nube).
  • El desarrollo de software capaz de recoger, entender, tratar y procesar toda esa información.

El Big Data, no es más que información, eso sí, a una escala y en unas cantidades industriales, ya que medimos ese volumen de datos en Gigabytes, Terabytes o Petabytes. Una vez que esos datos se han recopilado, filtrado y tratado, llega lo interesante: aprovecharlos para generar más ventas, disminuir costos, dar un servicio más personalizado a clientes y encontrar nuevos nichos de mercado.

Los datos se han convertido en un elemento esencial de la economía del siglo XXI, un inmenso generador de ingresos y oportunidades de negocio a nivel global. Las maneras en las que las grandes compañías están utilizando el Big Data difieren en función de su actividad y objetivo final.

Tanto Renault como Facebook utilizan datos para alcanzar objetivos, pero mientras que Renault busca vender más vehículos y dar un mejor servicio post-venta, Facebook busca optimizar las campañas de publicidad online que ofrece a negocios y empresas. Distintos enfoques con una misma base: la convicción de que la recogida y tratamiento de datos es un factor determinante en la economía digital de este siglo XXI.

Ejemplos de éxito con la utilización de datos

Amazon ha revolucionado la manera en la que compramos online, y gran parte de su éxito reside en la forma en la que recoge y trata los datos de sus clientes, hasta convertirse en los auténticos maestros de la aplicación al retail del Big Data. El desarrollo de software que ha impulsado Amazon le permite a la compañía el ofrecer al usuario una experiencia de compra personalizada, y una atención post-venta que fomenta la fidelización y la lealtad del consumidor hacia Amazon.

Gracias al Big Data la compañía puede ofrecer a los clientes recomendaciones de productos basadas en compras anteriores o en el interés que el cliente ha mostrado por ciertos artículos en la propia web, que recoge docenas de parámetros estadísticos sobre páginas visitadas, tiempo de navegación, artículos deseados, etc. Miles y miles de gigabytes de datos que los algoritmos de software de Amazon recogen, filtran, clasifican y las analizan 24 horas al día.

Éstos no solo sirven para satisfacer al usuario, también facilitan el control de millones de productos en stock, la gestión de precios para hacerlos más atractivos que la competencia, o la atención post-venta al cliente, una de las grandes bazas de la compañía frente a otros comercios online. Y sí, Amazon basa gran parte de su éxito en el uso de los datos sobre preferencias de sus clientes.

A su vez, que podríamos decir de Google, los pioneros del uso del Big Data a favor de la venta y el marketing online. El buscador universal no podría existir sin los millones de datos que cada segundo los usuarios le remitimos en forma de búsquedas, preguntas, solicitudes de información, uso de Google Maps y email. Datos que el mismo Google procesa y analiza, para desarrollar tendencias y estrategias de venta que luego vende a sus anunciantes, en programas como Google Adwords.

Nuestro negocio también puede, y debe, aprovecharse del tratamiento y uso adecuado de los datos. Hoy en día todas las empresas tienen la posibilidad de desarrollar planes de marketing a partir de una buena estrategia de recogida de información sobre proveedores, clientes, productos y competidores. Pero lo primero y lo fundamental es convencerse ya de la importancia de la información y los datos en la economía actual.

En Lagash comprendemos la importancia de el uso de tus datos y los beneficios que puede traer a tu compañía. Permítenos conocer tus necesidades y colaborar contigo en el desarrollo de la solución que permita detonar el potencial de la empresa a través de esta tecnología.

Para más información, visita lagash.com o contáctanos a través del siguiente banner.