¿Listo para llevar tu negocio a la nube?

¿Qué es la nube? ¿Dónde está la nube? ¿Estamos en la nube en este momento? Estas fueron las preguntas que realizó la comediante Amy Poehler a un trabajador de la tienda de electrónicos Best Buy en un comercial televisado durante el famoso juego del Super Bowl del año 2013. Aunque eso haya sido un sketch de comedia que parece haber ocurrido hace una eternidad, la realidad es que aún hay muchos mitos sobre las capacidades y riesgos de trabajar en la nube, que muchas empresas alrededor mundo están tratando de ignorar para decidir si una transición del servidor tradicional a la nube es la mejor para su negocio.

Si bien es cierto que la tecnología de la nube ha llegado para hacernos la vida fácil a todos, desde usuarios individuales hasta compañías de gran escala, ha sido evidente que conforme pasa el tiempo, las empresas que llevan años o décadas establecidas tienen ciertos miedos a la idea de hacer el cambio permanente de soluciones on-prem a la nube. En este artículo de Forbes, se comparte que de acuerdo a una encuesta de LogicMonitor, 83% de cargas de trabajo de empresas van a correr en la nube para el 2020. Para los que aún no se animan al cambio, nos hemos dado cuenta de que parte del problema se basa en mitos sobre la capacidad de la nube, seguridad, y temas de la migración. Por ejemplo:   

  • Mito: El almacenamiento en la nube es caro, limitado, y no está capacitado para altas cantidades de datos
    • Realidad: la opción de almacenamiento primario en Amazon Web Services (AWS) provee organizaciones de todo tamaño acceso seguro, a costos eficientes y largo plazo a niveles de almacenaje para cargas de trabajo de producción. El almacenamiento primario basado en la nube crea ahorros significativos versus expansiones de hardware en las instalaciones de la compañía, con altos niveles de seguridad y accesibilidad. AWS provee una variedad de servicios de almacenamiento incluyendo Amazon Elastic Block Storage (Amazon EBS), y Amazon Simple Storage Service (Amazon S3). La red de socios AWS Partner Network (APN) incluyendo a proveedores como Lagash, mejoran el almacenaje primario extendiendo la funcionalidad de los servicios de AWS para que se puedan accesar fácilmente los servicios de almacenamiento para cargas de cualquier tamaño.
  • Mito: Los servidores se adquieren una sola vez y se mantienen de por vida para sacarles el mayor provecho
    • Realidad: de acuerdo a un blog de Dell, para que los servidores funcionen óptimamente, hay que “refrescarlos” cada tres años. Aunque refrescar servidores frecuentemente sea mejor que dejarlos funcionando igual a largo plazo, en realidad, esta no es la mejor opción; lo ideal, es migrar del servidor completamente a la nube. ¿Por qué?, Herramientas Tecnológicas sin servidores le permite a las compañías programar y ejecutar sus aplicaciones más rápidamente (y llevarlas al mercado con la misma rapidez) ya que no hay que provisionar o manejar servidores como parte del paquete. También ahorran costos de infraestructura porque no hay cargos por capacidades de servidor que no estén en uso. En la plataforma “serverless” de AWS, se pueden construir aplicaciones o servicios directamente o a través de socios de negocio, como Lagash, quienes se encargan de programar sistemas a la medida, explotando las capacidades de AWS.
  • Mito: Es más seguro mantener la información en servidores on-prem, que dejarla vulnerable en la nube
    • Realidad: los clientes de AWS se benefician de data centers y arquitectura de redes construidas para cumplir los requisitos de organizaciones con altas sensibilidades de seguridad. Estas organizaciones también tienen acceso a las herramientas y servicios que permiten lograr una mejor postura de seguridad que con su propio ambiente on-prem. Cada instancia de AWS puede ser escalada verticalmente en cualquier momento, y con planes de pago sin ataduras, se obtiene exactamente el nivel de seguridad necesario sin tener que invertir en hardware por adelantado. Todo esto, a un precio más bajo que con servidores.

A solo un año de la meta del estudio en el artículo de Forbes, es hora de desmentir cualquier falsedad sobre la nube y ayudar a movernos colectivamente hacia el futuro de negocios con soluciones que corren en tiempo real, se logran accesar de cualquier dispositivo (los cuales se comunican entre ellos), y para los cuales hay en existencia varias medidas de seguridad incluyendo blockchain, más las que se están diseñando en este momento.

Para más información sobre una transición rápida y segura a la nube, contáctanos www.lagash.com