¿Cómo digitalizar una compañía sin distraer del Core Business a su departamento de tecnología?

La frase “transformación digital” está a la orden del día por parte de todo líder de negocio que pretenda lograr mayores niveles de éxito en el mercado del presente: exigente, cambiante, e intolerante al servicio mediocre. Pero cuando se es una gran empresa cuyo negocio central no es la tecnología y los recursos deben estar enfocados en procesos claves del día a día, ¿cómo se logra la dichosa transformación digital sin distraer al departamento de TI de su operación cotidiana?

En un mundo de redes e interconectividad como nunca la habíamos visto, la respuesta es simple: hay que apoyarse sobre un ecosistema. Las empresas de hoy en día tienen la mayor parte del cuerpo laboral dividida en tres partes principales: ventas, mercadeo, y operaciones o finanzas, y probablemente muchos de esos empleados ya se prestan a realizar tareas fuera de sus áreas para apoyar el crecimiento de la compañía. Entonces, para no añadir a las cargas diarias de los trabajadores ni hacer una inversión masiva contratando un equipo de tecnología, la opción más sana y rentable es aprovechar los servicios tercerizados que ofrecen empresas de desarrollo de software específicamente para este tipo de necesidades de crecimiento corporativo.

La transformación digital no se trata de realizar los mismos procesos con herramientas tecnológicas, sino rediseñar y optimizar la operación de la empresa sobre la base de la tecnología, logrando el flujo adecuado de procesos que generen mayor rentabilidad, permeabilidad en todos los miembros de la empresa y el cumplimiento de la estrategia de atención a clientes. ¿Cómo podemos lograrlo?

El primer paso es hacer un análisis profundo de los procesos diarios, ver su impacto en la rentabilidad de la empresa, y decidir cómo se puede digitalizar ese proceso junto con otros asociados con él. Esta ultima parte es de las mas importantes para conseguir una transformación digital exitosa, y que muchas compañías no se percatan de realizar. Por ejemplo, ¿de qué le sirve a una tienda de ropa poner mercancía en su pagina web si el inventario no se actualiza automáticamente, o si la facturación no se tabula en las cuentas de la compañía al momento de la transacción, etc.? Hay que asegurarse que la digitalización toque todos los puntos que de una forma u otra se conectan, o el esfuerzo sería en vano. De este modo tejemos una red digital que interconecta a todos los procesos involucrados.

Una vez identificados los procesos rentables interconectados, es hora de llamar a los expertos. En lugar de invertir tiempo y recursos humanos para contratar a varios individuos que se encarguen de la digitalización de la compañía por un tiempo limitado, se busca una empresa que tenga experiencia en la transformación digital de compañías de tamaño e industria similar, y podemos confiar en que ellos tomen las riendas, ya que son los mejores guías en este tipo de proceso con el cual pocos están familiarizados.  Junto con ellos se definirán las necesidades prioritarias, características del proyecto y sobre todo, las plataformas requeridas para que las soluciones sean implementadas.

Como servicio, compañías de desarrollo de software se encargan de auditar el análisis de los procesos para asegurarse que son los más rentables para el sistema, y crean una solución hecha a la medida para la compañía, la cual se pone a prueba hasta lograr el encaje perfecto. Es aquí cuando la operación se convierte en un ecosistema: para completar la digitalización de un negocio, es importante que los nuevos procesos se lleven a cabo en tiempo real y sean accesibles de cualquier lugar, en cualquier momento. Para esto, hace falta integrarlos en la nube. Esto no solo logra el cometido de accesibilidad 24/7, sino que también permite integrar herramientas para una verdadera digitalización incluyendo aprendizaje automático, blockchain, y capacidades de almacenamiento y análisis de datos que antes eran imposibles de adquirir. Hoy contamos con herramientas robustas y confiables que forman parte fundamental de estos ecosistemas.

Aquellos que deciden armar su ecosistema con Lagash y Amazon Web Services establecen una oportunidad estelar para lograr no solo una digitalización rápida y segura, sino que garantiza una ventaja competitiva insuperable, atada a nombres con credibilidad en industrias y regiones como pocos tienen.

Los servicios de Lagash y AWS  aseguran la fortaleza del ambiente en el que vivirán las soluciones de su empresa con un enfoque en la seguridad, desempeño y escalabilidad. ¿No es la solución ideal para la transformación digital de su empresa?

Visite Lagash.com para mayor información o póngase en contacto con nosotros a través del siguiente formulario.