10 consejos para implementar proyectos de desarrollo de software

Para comenzar a implementar nuevas tecnologías en tu empresa debes cumplir una serie de requisitos para hacerlo con éxito. Se trata de un proceso que debe contar con la ayuda del personal de la empresa y muchas veces de agentes externos o expertos en la implementación de proyectos en desarrollo de software.

Es importante comenzar por entender cuál es el objetivo del proyecto y cómo hacerlo.

1. Estudiar la implementación.

Este primer paso es fundamental. Incluso antes de que se comiencen los proyectos de desarrollo de software, se debe conocer la rentabilidad esperada y los objetivos del mismo, así como posibles riesgos que puedan presentarse. Algunos puntos que se deben tener en cuenta durante el estudio de la implementación son:

  • Cuánto dinero va a invertir la empresa
  • Qué ventajas  busca obtener la empresa con el software
  • Qué necesidades u objetivos va a cumplir
  • Cuáles son los posibles riesgos de la implementación
  • Qué acuerdos o negociaciones deben documentarse

2. Evaluar las opciones.

El desarrollo de soluciones de software es un trabajo que no puede ser llevado a cabo por cualquier empleado de tu empresa. En ocasiones especiales, es posible que se necesite la ayuda de un experto en desarrollo de software. Empresas como Lagash producen tecnologías digitales para empresas y son expertos asesorando en el diseño e implementación de software.

Por otro lado, la creación de un equipo de trabajo para el proyecto es indispensable. Debe establecerse una jerarquía y tareas específicas para cada empleado. También es necesario que se establezcan plazos para cumplir con los objetivos del proyecto y contar con el diseño de un calendario que permita seguir un plan en concreto.

3. Conocer los gastos a futuro

No solo es importante conocer la inversión que requiere el proyecto, sino que también se debe tener un respaldo de gastos futuros, ya que las tecnologías evolucionan con el paso del tiempo, especialmente cuando necesitan acompañar al negocio. Lo más recomendable para no perder dinero en el proceso es lo siguiente:

  • Garantizar la calidad del software y su vida útil
  • Monitorear el desarrollo durante la implementación
  • Capacitar al equipo dentro de tu empresa
  • Contar con una inversión destinada a reparaciones y actualizaciones

4. Aprender cómo mejorar la calidad

La tecnología evoluciona con rapidez, y aunque tengas en mente implementar un proyecto en desarrollo de software de última tecnología, es muy importante también considerar las necesidades que podrías llegar a necesitar en un futuro, especialmente si tu empresa se enfoca en un mercado con una demanda considerable.

Lo mejor es que busques continuamente opciones para mejorar la calidad de la tecnología que vas a implementar en tu empresa. También es bueno ver ejemplos o conocer lo que otras empresas están haciendo. Investiga sobre cuáles son las nuevas tendencias. Lo ideal es que optimicen el software según las necesidades que vayan surgiendo en tu empresa y contar siempre con una herramienta que se adapte a tus necesidades.

5. Medir y registrar.

El secreto de implementar un proyecto de desarrollo de software exitoso es que mida los resultados que obtenga y registre o documente en un historial los cambios o novedades del proyecto. Esto ayudará a tu empresa a prever problemas que aún no se hayan considerado y optimizar el proceso de trabajo. Además, es de gran ayuda el medir también los resultados de las tareas que el software y el equipo llevan a cabo, ya que esto te dará información como:

  • La efectividad de las estrategias aplicadas
  • Si los objetivos planteados se cumplieron según lo esperado
  • Si existieran métodos más eficaces que no se plantearon
  • Cuándo es necesario cambiar la planificación del proyecto

6. Adaptar el proyecto según las necesidades

Cuando evalúas la posibilidad de implementar un desarrollo de software en tu empresa, lo que realmente te interesa es que el software cubra las necesidades de tu negocio y que facilite el trabajo de tus empleados para optimizar los procesos, generar una mejor producción y más ventas.

Es por esto que debes adaptar el proyecto a las personas y no al revés. Este propósito suele perderse cuando el proyecto exige un largo periodo en desarrollo. También es importante que lo hagas sencillo y amigable, y que no requiera de mucho esfuerzo o entrenamiento para comprenderlo.

7. Probar la solución mientras se desarrolla.

El proyecto suele hacerse más proactivo cuando se tiene en mente realizar pruebas constantemente. Éstas no sólo ayudarán a que cada aspecto del proyecto esté funcionando como debe, también te ayudarán a conocer qué funcionalidades hacen falta. Las pruebas también pueden determinar otros elementos, como:

  • La productividad del software
  • El buen manejo de recursos
  • El cumplimiento de los objetivos
  • Las soluciones más viables

8. Considerar un manual de fallos

Durante el proyecto de desarrollo es posible que ocurran ciertos fallos que al documentarse en un manual, pueden estar disponibles para todo el equipo de trabajo del proyecto. De esta forma, cuando ocurra cualquier inconveniente que ya fue una experiencia pasada, podrás consultarlo en el manual. Algunos de esos fallos pueden ocurrir en:

  • El código principal del software
  • Procesos de trabajo en el desarrollo
  • Comandos mal implementados

9. Entender las necesidades del usuario.

En la implementación de una nueva solución debes conocer y entender las necesidades del usuario, es decir, es necesario saber si el proyecto ayudará a que el usuario tenga una experiencia más satisfactoria con el resultado.

10. Tener un aliado tecnológico.

Para concluir, es necesario que cuentes con el apoyo que te ofrece el elegir una empresa especializada en desarrollo, ya que más allá de los gastos financieros y del tiempo invertido, debes garantizar la calidad del producto final. Lagash cuenta con un buen programa de consultoría al que cualquier tipo de empresa puede acceder para conocer cuáles son las mejores opciones para el negocio al implementar nuevos proyectos de desarrollo.